Category

SALUD



AL OTRO LADO DEL CANSANCIO

 

 

Ismael Cala

 

El estrés es una de las patologías más comunes entre los seres humanos. Es un problema que tiende a convertirse en agotamiento emocional. La situación afecta con especial fuerza a nuestras emociones, de tal manera que sentimos apatía, desánimo o tristeza. Estos sentimientos se convierten en un profundo cansancio que nos paraliza, disfrazado de miedo y duda.

 

El experto en inteligencia emocional, Daniel Goleman, asegura que “las emociones negativas intensas absorben toda la atención del individuo, obstaculizando cualquier intento de atender a otra cosa”.

 

Curiosamente, es una enfermedad que afecta a todo tipo de personas. Y, a pesar de lo que se cree, no es moderna. Lo único que ha evolucionado, a lo largo de los años, son sus causas.

 

La investigadora Anna Katharina Schaffner, de la Universidad de Kent (Reino Unido), realizó un amplio estudio en torno al tema. Sus resultados los recoge en el libro “Agotamiento emocional: una historia”, donde asegura que “médicamente hablando, el agotamiento se relaciona con diversas categorías de diagnóstico históricos y actuales, entre ellos, la melancolía, nerviosismo, neurastenia, depresión, síndrome de fatiga crónica y el desgaste”.

 

Una cura de sueño o desconexión no es suficiente para aliviar el agotamiento emocional. Sería un simple efecto placebo como solución momentánea. Cuando lo sentimos, necesitamos frenar para recapacitar y replantearnos nuestro presente y futuro. Llegar a la raíz de lo que nos bloquea y provoca en nosotros una apatía constante.

 

Solo escuchando nuestro interior y analizando los detalles de lo que nos relata, seremos capaces de combatir la guerra emocional con claridad y lucidez. Trabajar en el control de las emociones es fundamental para revertir las consecuencias del estrés y ser capaces de mirar con positivismo los nuevos retos que nos plantea la vida.

 

En su libro “Open: Memorias”, el tenista Andre Agassi explica su filosofía sobre el tema: “No puedo prometerte que no te cansarás. Pero tienes que saber algo: hay muchas cosas buenas esperándote al otro lado del cansancio. Cánsate, Andre. Porque ahí es donde llegarás a conocerte a ti mismo. Al otro lado del cansancio”.

 

Todos merecemos ser felices. Somos los únicos que podemos concedernos este sueño.

 

Fuente: http://www.inspirulina.com/

EL MOSQUITO VA EN SERIO

 

 

Gonzalo Peltzer

 

No existía todavía el diario El Universo cuando el mundo se vio estremecido por la gripe española. Ocurrió cuando terminaba la Primera Guerra Mundial y millones de sobrevivientes volvían como podían a sus hogares. Se calcula que entre 1918 y 1920 esa gripe –que de española no tenía nada– mató a más de 50 millones de personas en todo el mundo, pero sobre todo en Europa. ¿Y sabe cuál fue el remedio más efectivo? ¡Lavarse las manos! Desde entonces quedó la costumbre de hacerlo seguido y unas cuantas veces al día, antes de las comidas o al salir del baño.

Ahora nos parece lo más normal, pero antes de la gripe española la mayoría de la gente no lo hacía. Algo así tenemos que conseguir en nuestra América con el agua encharcada que permite reproducirse al mosquito que transmite los virus del dengue, el chikungunya, el zika y la fiebre amarilla, hasta que no haya más pestes, porque en todo el continente no habrá ni una tapa de Coca-Cola dada vuelta.

También hubo paludismo en América y en Europa, pero hoy es raro encontrar casos de esa fiebre, parecida al dengue pero transmitida por otro mosquito. A pesar de ser la enfermedad que más gente mata en el mundo, casi todas sus víctimas están en África. Ellos sabrán lo que hacen, mientras nuestro continente cayó casi sin darse cuenta en un nuevo peligro: ese mosquito puede causar estragos catastróficos en Sudamérica.

El calentamiento de la Tierra también viene con pestes que crecen y se multiplican cuando hace más calor. Además hay que agregar la marginalidad de muchas poblaciones que no acceden a condiciones básicas de sanidad y de cultura necesaria para enfrentar las plagas. Porque resulta que el dengue es más consecuencia de la dejadez humana que de esos fatídicos mosquitos que no tienen la culpa, pero lo transmiten.

El mosquito se reproduce en cacharros que tenemos en el patio, en la calle o en terrenos baldíos. Se cría en el agua de los floreros, en los platos de las macetas, en las llantas abandonadas, en los restos de botellas y otros recipientes y hasta en las tapitas de gaseosa tiradas por la calle… y como el mosquito vuela poco y vive menos, casi siempre nos pica el que se cría en nuestro propio entorno.

Como todo en esta vida, se puede lograr erradicar las pestes del Aedes Aegypti si nos ponemos a trabajar en serio para alejarlo de los lugares donde estamos los humanos.

 

Fuente: http://www.larevista.ec/

EL LUNES QUE VIENE EMPIEZO


Yeray Rodríguez

Tengo que ponerme a dieta

porque de tanto engordarme

casi no puedo agacharme

ni subirme la bragueta.

No he encontrado la receta

que me haga perder el peso

pues cuando inicio el proceso

me suelo sentir tan mal

que siempre digo: ¡Total,

el lunes que viene empiezo!

Y el lunes soy puntual:

desayuno poco y sano,

algún bocado liviano,

rico en fibra y pobre en sal,

a media mañana igual:

nada de pan ni de queso;

a mediodía me peso

y si no he bajado nada

doy la dieta por zanjada

y el lunes que viene empiezo.

Me comentaron que había

una dieta de una sopa,

y que existía una tropa

de gente que la ingería;

la quise probar un día

para ver lo que era eso,

pero una sopa sin hueso

ni fideos no está completa

y dije: Cambio de dieta

y el lunes que viene empiezo.

Otra vez fui al endocrino:

que visita inoportuna

porque casi sufro una

sobredosis de pepino.

Me quitó lo más genuino

de la vida que profeso,

y yo, traidor y confeso,

no puedo, le dije un día,

yo sé qué dieta es la mía

y el lunes que viene empiezo.

Para bajar la barriga

ejercicio quise hacer,

pero, ¡qué duro es correr

sin nadie que te persiga!

Estaba de la fatiga

y del hambre ya tan preso,

que al almorzar me tropiezo

con lo que prohibido está

y dije entonces: ¡Qué va

el lunes que viene empiezo!

Y así va nuestro planeta,

y esto no es broma ni chiste,

mientras medio mundo insiste

en querer ponerse a dieta,

el otro busca la meta

de acostarse alimentado.

Y los pobres no han pensado

en dietas ni en endocrinos,

por eso nuestros caminos

tanto nos han separado.

Todos sabemos bastante

de angustia, llanto y pobreza,

y también de la tristeza

íntima de un emigrante;

demos un paso adelante

y luchemos por cambiar

este planeta dispar

y démosle otro futuro.

Cualquier lunes, yo aseguro,

que es bueno para empezar.

Pero ya empecé una dieta

que me tiene controlado,

pronto estaré estilizado

y con un cuerpo de atleta.

Por fin hallé la receta

para bajar la barriga;

pero déjenme que diga

que he ido dejando el vicio

con bastante sacrificio

y con más de una fatiga.

Ya no como solomillo

con salsa de Roquefort

y se me olvidó el sabor

que tiene un buen bocadillo,

ya las gambas al ajillo

ni las huelo ni las como,

ni las salchichas, ni el lomo,

ni ninguna chuchería,

y si veo una dulcería

ya ni a la puerta me asomo.

Pero lo que peor llevo

es lo de ejercicio hacer,

pues no me gusta correr

y al aerobic no me atrevo;

yo sé que si no me muevo

tardaré más en bajar

pero prefiero mirar

el deporte en la tele

porque en el sillón no duele

y no tienes que sudar.

Mas, desde que estoy a dieta,

me siento nuevo y distinto,

le abro agujeros al cinto

y el pantalón no me aprieta.

Subo y bajo la bragueta

sin ninguna anomalía,

regresó mi anatomía

a su cotidiano ser,

incluso me vuelvo a ver

cosas que ya no veía.

Colaboración de Laura Luisa Cordero

Fuente: http://www.youtube.com/watch?v=joldKxOzDWg

DIEZ CONSEJOS PARA RETARDAR EL ENVEJECIMIENTO

Deepak Chopra

1. Cambio de la percepción: Pasar de una visión materialista del universo a una visión integral y espiritual de la vida y la materia.
2. Tiempo: Dejar de vivir preocupados por el mañana o de vivir de los recuerdos y aprender a estar presente y vivir del ahora.
3. Sueño: La mala calidad de sueño acelera el envejecimiento. Lo que importa no es la cantidad, sino la calidad del sueño. La medicina ayurvédica aconseja acostarse sobre las 10:00 de la noche. Estas dos horas antes de la medianoche tienen un efecto reparador mucho mayor que las 6 horas siguientes. Es bueno dormir unas 8 horas y no excederse, si no se obtiene el efecto contrario, debilita.
4. Vigila tu alimentación: De acuerdo con el Ayurveda, el cuerpo se siente satisfecho y en equilibrio cuando tiene acceso a los seis sabores básicos (astringente, dulce, amargo, salado, agrio y picante). Los alimentos deben ser lo más frescos y naturales posibles, porque así aportan mayor cantidad de prana o energía. Además, se deben tomar suplementos nutricionales (multivitamínicos con minerales), ya que aunque tengamos una buena dieta, los necesitamos debido a la gran cantidad de toxinas y de tensiones a las que estamos expuestos diariamente.
5. Haz deporte: El yoga, el tai-chi o cualquier deporte que nos mantenga activos será bueno para recuperar la relación mente-cuerpo. La mejor forma de integración de ambos es a través de la respiración consciente, que facilita el movimiento energético de lo físico a lo mental.
6. Aprovecharse de los beneficios del Sol: Mirarlo, tomar baños de Sol, etc. Contrariamente a lo que dicen las empresas que venden protectores solares el cuerpo, hay más enfermedades de la piel en países donde casi no sale el Sol.
7. Eliminar las toxinas: Se deben eliminar las drogas, el alcohol y el humo del cigarrillo, pero también las toxinas emocionales, como miedo, depresión, culpa, enojo e ira, que actúan al nivel del cuerpo sutil. Desintoxica tu hígado, riñones y colon habitualmente.
8. Amor: Dar y recibir amor estimula el sistema inmunológico. Los tres niveles en que se expresa el amor son verbal (”te quiero”), atencional (escuchar al otro ininterrumpidamente) y afectivo (tocar, acariciar).
9. Creatividad: Aplica tu creatividad. Pinta, escribe, cocina, canta, etc., pero expresa tu creatividad de un modo libre y natural.
10. Mantén tu mente alimentada con lecturas que te hagan crecer interiormente: Ayuda a tu Alma día a día a que se eleve de la materia con lecturas inspiradoras.

Colaboración de Gonzalo González

Fuente: http://wwwinformaciononline.blogspot.com/

Archivos