Category

MOTIVACIÓN



TODOS SOMOS CUENTA CUENTOS, DE VERDAD

 

 

Verónica Herrera

 

Si hay una historia que fascinaba a mi hijo era la del gran perro rojo Clifford. ¿Quién no ha contado nunca una historia a un niño? ¿Quién no ha asumido el rol de un personaje para transmitir aventura, pasión o intriga a través de la lectura y la palabra?

 

A mí me inspiraba sentir la atención de Gabriel al escuchar cómo Clifford crecía y crecía, en pocos días, hasta sobrepasar el techo de su casa. Me enternecía observar la ilusión con la que ese chico de pocos años imaginaba aquel perro juguetón lanzando inmensos lengüetazos a su dueña.

 

 

Cuando se refieren a la vida real, los cuentos se convierten en historias. A diferencia de los cuentos infantiles, casi siempre extraordinarios, las historias de adultos muchas veces son más ordinarias. Más aún si las contamos en el ambiente laboral. Sean propias o ajenas, cortas o largas, pasadas o recientes, más o menos verídicas y creíbles, en el mundo de los negocios las historias son una poderosa herramienta de persuasión. Y son la persuasión y las historias factores necesarios en el manejo de marca personal y reputación profesional.

 

Saturados de información

 

Uno de los retos del líder moderno es captar atención, generar conexión y producir recordación de hechos en sus colaboradores. Es una confrontación con el exceso de datos e informaciones de todo tipo, que circula por todos lados, proveniente de todas partes.

 

Hay ruido en el ambiente; le toca al líder ayudar a su gente a decodificarlo con efectividad. El líder tiene la ardua tarea de filtrar contenidos e influenciar sembrando en el trabajador convicción propia y el consecuente compromiso que conducen realmente al trabajo esmerado y el alcance de objetivos.

 

La forma de hacerlo es a través del uso de historias dichas en el momento y de la forma correcta; esas que convierten al líder en un atractivo cuentacuentos.

 

La ciencia lo comprueba

 

Cuando el ser humano escucha historias sobre personas o personajes, positivas o negativas, se activa en su cerebro la producción de oxitocina o cortisol (respectivamente), lo cual produce sensaciones de bienestar o rechazo.

 

Estudios validados una y otra vez por doctores en neurociencia1 definen que la sensación agradable que genera una historia positiva produce simpatía y empatía hacia quien la cuenta, lo cual a su vez es fuente de confianza y credibilidad. Un relato alentador estimula también la memoria, agiliza la actividad prefrontal del cerebro ayudando también a que mensajes sean mejor recordados y hechos racionales o lógicos sean mejor entendidos.

 

Si esto de contar historias se maneja con intencionalidad y maestría, casos en los que el oyente siente rechazo o alguna forma de tensión pueden convertirse en oportunidad para generar primero atención y luego conexión. Debo agregar que hablo ahora del manejo de mensajes con mucho fundamento ético para no entrar en el terreno de la manipulación.

 

¿Cómo contar historias?

 

Muy en breve quiero referirme a las prácticas de Craig Wortman, profesor de Estrategias de Venta del Business Booth de la Universidad de Chicago, en lo que a crear historias poderosas se refiere.

 

Wortman hace énfasis en que las mejores historias son aquellas que contienen pocos datos racionales y mucho relato emocional. Sin restarle importancia a las informaciones cuantitativas y rígidas que necesariamente deben circular en el medio empresarial, dice Wortman que la lógica es poco necesaria cuando el objetivo es influenciar.

 

Y sugiere al líder que desarrolle el hábito de captar de su entorno y su cotidianidad historias de las que pueda apropiarse, con la debida mención de fuentes, para extraer su esencia y comunicar. Se trata de hechos personales o no; del pasado o el presente; de expectativas del futuro; de lo leído en un libro; lo observado en la naturaleza, o en algún contexto comunitario.

 

Se trata de extraer de lo vivido, lo sentido o sospechado, cuatro categorías de historias que producen distintas emociones y reacciones:

 

Historias de LOGROS, que son inspiradoras y motivacionales.

Historias de FRACASOS, que transmiten aprendizaje y humildad.

Historias CHISTOSAS, que producen relajación.

LEYENDAS, de personajes épicos, novelescos, cinematográficos que producen admiración y aspiración.

Concluyendo, modestia y veracidad son para mí dos pilares innegociables en este arte de usar historias para proyectar marca personal y liderar con astucia. Puede haber planificación y práctica, pero nunca arrogancia, manipulación o mentira. Recordemos que en la vida de todos ocurren muchas cosas. Son muchos los relatos que podemos construir. Hagámoslo con la ética y la autoconfianza por delante, seamos los mejores cuentacuentos, cuentos de verdad, verdad.

 

Fuente: http://www.inspirulina.com

DISFRUTA DE LOS ESFUERZOS

 

 

Gabriel Sandler

 

Si es mucho el trabajo por hacer, entonces es mucha la vida la vida que está esperando ser vivida, y mucho el valor por ser generado. Las tareas difíciles y complicadas son las más deseables, porque son las únicas que hacen que la vida sea rica.

 

Si el trabajo es duro, si la tarea es demandante, tómala como una oportunidad de oro para elevar tu desempeño a un nivel más alto aún. Tienes lo necesario para recorrer el camino diligentemente, y si lo haces las recompensas pueden ser enormes.

 

Disfruta de los esfuerzos, porque esos esfuerzos brindarán muchísima sustancia a tu vida. Acepta los desafíos con los brazos abiertos, y esos desafíos te aportarán fortaleza, confianza, perseverancia y satisfacción.

 

Sabes cómo se siente marcar una diferencia. Se siente maravillosamente bien así que hazlo, una y otra vez.

 

En lugar de sentirte agobiado por el arrepentimiento, date la posibilidad de sentirte empujado por tus propios logros. Acepta los esfuerzos, disfruta de ellos y siente el poder de tu propio propósito, mientras va quedando en evidencia a través de tus acciones.

 

Ofréndale a la vida tus mejores y más entusiastas esfuerzos. Y estarás dándote enorme plenitud a ti mismo.

 

Fuente: http://www.motivaciondiaria.com/

OPINIONES

 

 

Gabriel Sandler

 

Presta atención a las opiniones de los demás. Pero no permitas que esas opiniones, que no son otra cosa que eso, se conviertan en tu realidad.

 

Las opiniones son valiosas, y sin embargo están lejos de ser infalibles. Lo que realmente importa no es lo que alguien pueda pensar, sino y en cambio la manera en la que tú elijas vivir tu vida.

 

Las opiniones son fáciles de adoptar, de crear y de descartar. Sin embargo, la verdadera esencia de la vida está en la acción, el compromiso, la perseverancia y la experiencia, no en débiles opiniones.

 

Tener opiniones bien fundadas está bien. Tan sólo asegúrate de que esas opiniones no se conviertan en un sustituto de una vida activa, enriquecedora y plena de sentido.

 

La mayoría de las opiniones están basadas principalmente en aquello que ya ha sucedido. Hay todo un universo de posibilidades que esas opiniones no lograr tomar en cuenta.

 

Concéntrate en las mejores de esas posibilidades y trabaja para hacerlas realidad. En lugar de sentirte limitado por tus opiniones, siéntete liberado por la creación de hechos nuevos y hermosos.

 

Fuente: http://www.motivaciondiaria.com/

TÓMATE EL TIEMPO PARA VIVIR

 

 

Gabriel Sandler

 

La vida es tanto más que tan sólo transcurrir. Tómate el tiempo de vivir de verdad y en plenitud.

 

Observar lo que sucede en el mundo es maravilloso. Jugar un rol activo, contribuir de verdad, es infinitamente mejor.

 

Seguro, lo más fácil y cómodo sería quedarse quieto en los confines de tu rutina habitual. Sin embargo, este es un nuevo día y tú mereces vivir en él algunas nuevas aventuras.

 

Tu vida es única y preciosa, así que vive cada instante con eso en mente. Llena el día de sustancia que tenga sentido, y llena el mundo con tu propia alegría, única y especial.

 

Arriésgate, salta hacia ella, y sé parte de este maravilloso y fascinante universo en el cual te encuentras. Una parte muy especial de tu vida, este día, está aquí ahora mismo, así que llénalo con todo lo bueno que puedas, ahora.

 

Recuérdate a ti mismo lo bien que estás, y cuánto mejor puedes llegar a estar. Hoy, en este lugar, tal como estás ahora, con lo que tienes, deja de lado los miedos, las preocupaciones y las dudas, y vive con alegría y plenitud.

 

Fuente: http://www.motivaciondiaria.com/

PARA QUE CUALQUIER COSA SUCEDA PRIMERO HAY QUE HACER ALGO

 

 

Camilo Cruz

 

La vaca más grande con la que debe lidiar el emprendedor que recién empieza su negocio de multinivel es la tendencia a posponer aquellas actividades vitales para triunfar en su negocio: prospectar, auspiciar, compartir la oportunidad, vender y trabajar con la gente que pertenece a su organización para ayudarla a crecer. Quien ha leído mi libro La vaca sabe que las vacas representan las excusas, pretextos, creencias o justificaciones que nos mantienen atados a una vida de mediocridad y nos impiden lograr nuestras metas.

Todo distribuidor que ha decidido empezar su negocio de mercadeo por redes sabe que uno de los grandes retos que enfrentan los empresarios y distribuidores independientes es superar sus propias limitaciones. En lugar de tratar de superarlas, muchos optan por no afrontarlas, posponiendo todo aquello que presente la menor dificultad.

¿Por qué esta tendencia a posponer? Es sencillo: muchas de las actividades asociadas con el negocio son nuevas para el distribuidor inexperto, lo sacan de su zona de comodidad, lo retan y a veces lo confrontan con sus mayores debilidades. Entonces lo más cómodo es posponerlas, evitarlas o dejarlas para después.

De esta manera, muchos dilatan a diario ciertas actividades que les implican un mayor esfuerzo o presentan algún riesgo, y optan por evitarlas aun sabiendo que en ellas se centra el éxito de su negocio. Aplazan reuniones con nuevos prospectos para evitar la posibilidad de un rechazo a sus propuestas o sistemáticamente posponen compartir su oportunidad de negocio para no confrontar su temor de hablar en público.

Albert Einstein decía: “Para que cualquier cosa suceda, primero hay que hacer algo”. Nada ocurre a menos que actuemos. Ningún problema se soluciona, ninguna realidad cambia ni ningún negocio crece y evoluciona sin acción decidida. Muchos de nosotros hemos caído víctimas del “nunca hagas hoy lo que puedas dejar para mañana”. Nos decimos que hoy no es el mejor día para actuar y buscamos convencernos de que, pese a que queremos triunfar en nuestro negocio, lo más prudente es esperar. Y es así como tarde o temprano terminamos pagando un precio alto por nuestra desidia.

Así que el llamado es simple:

Haz algo… ¡Haz lo que sea, pero hazlo ya!

 

Fuente: https://www.camilocruz.com

1 2 3 119

Archivos