Single Blog Title

This is a single blog caption



 

 

Begoña Cartagena

 

Hace unos días participé en el seminario Unleash the Power Within – Descubre el poder que hay en ti– de Tony Robbins, quien es una autoridad en el desarrollo humano y de negocios. Es coach, autor, conferenciante internacional, excelente motivador, inspirador…

 

La experiencia ha sido inolvidable. ¡Brutal!

 

Sin duda, el mejor evento al que he asistido nunca. Imagínate cerca de 8.000 personas de 38 nacionalidades distintas compartiendo un mismo propósito: Llevar nuestra vida a un nivel superior.

 

Tony Robbins tiene un carisma arrollador, una energía y vitalidad desbordante, capaz de contagiar hasta la última persona de la sala. Una persona que lo da absolutamente todo cuando sale a escena.

 

Lo que más me sorprendió del evento fue la energía que se generaba en la sala. Nunca había visto ni sentido algo así. La música, el baile, los saltos, los abrazos, la espontaneidad… estaban siempre presentes.

 

De hecho, ésta es una de las claves en que nos basamos, en cambiar nuestro estado para poder conseguir nuestros objetivos o el estilo de vida que queramos.

 

El estado tiene que ver con lo que Tony Robbins llama la Tríada:

 

  • La fisiología: la respiración, postura, movimiento…
  • El enfoque, aquello a lo que prestas atención. ¿Te enfocas en lo que tienes, o en lo que no tienes? ¿En lo que puedes controlar o en lo que no?
  • Y finalmente, el significado que le damos a las cosas y por tanto el lenguaje que utilizamos.

La energía es totalmente proporcional al estado en el que te encuentras. ¿Qué suele pasar cuando tienes una energía baja?. Generalmente queremos aislarnos, da pereza realizar según qué actividades, involuntariamente dejamos de relacionarnos con algunas personas, no nos cuidamos….etc. ¿y qué suele ocurrir, al contrario? Que cuando tenemos mucha energía, ¡¡ nos queremos comer el mundo!!

 

Es evidente que el estado en el que nos encontramos determina nuestro comportamiento y acciones. Y lo mejor de todo es que cada uno de nosotros lo podemos cambiar de forma instantánea. Así que, plantéate ¿en qué estado necesitas ponerte para perseguir lo que quieres? ¿Qué vas a hacer que te ponga en este estado? No dudes que todas las respuestas están dentro de ti y sé que puedes cambiar tu estado de forma rápida.

 

Otro punto clave en el que nos enfocamos el  primer día fue superar los miedos. Según Tony Robbins, existen dos miedos universales: El miedo a no ser suficiente y el miedo a no ser amado.

 

Con estos pilares nos preparamos para el –Firewalk -caminar descalzos sobre brasas ardientes, cuyo objetivo no es otro que una metáfora para enfrentarte a tus  propios miedos y obstáculos (las brasas) y darte cuenta que cuando andas firme  sobre ellas (en un estado adecuado), te sientes poderoso, conectas con tu grandeza y logras tu objetivo (no quemarte) para acabar con un acto de celebración.

 

Diría que eso mismo es lo que ocurre en la vida, ¿no te parece?

 

Si nos dejamos arrastrar por el miedo y las dificultades con que nos encontramos nos sentimos pequeños y con posibilidades de abandonar. En cambio, si cambiamos nuestra fisiología y nos enfocamos en lo que queremos con pleno significado, tendremos muchas más probabilidades de alcanzarlo.

 

Realmente fue magnífico ver cómo un río de gente caminaba por las brasas, se empoderaba, al son de ritmos de tambores. Brutal!!

 

Al día siguiente conocimos a Joseph McClendon, otro hombre rebosante de energía y vitalidad.

 

Nos entrenó en la actitud de celebración, para valorar cualquier cosa que hagamos, indistintamente que hayamos logrado nuestro objetivo o no. El seminario me sorprendió gratamente, ya que aparte de trabajar en diseñar un futuro ilusionante, objetivos, estrategias… etc. (lo cual ya me esperaba),  para mí fue una rendición a la vida. Trabajamos profundamente el poder de la gratitud y el amor. Utilizamos poderosas técnicas que nos llevaron a conectar con estas dos fuerzas que en definitiva lo mueven todo (aunque así de entrada, pueda sonar raro).

 

Como dice Tony Robbins, nos pasamos la vida queriendo conseguir cosas, batallas épicas… Cuando de eso no va la vida. La vida no se trata de conseguir metas o alcanzar objetivos, sino que va del amor, de dar. ¿Qué te parece esta afirmación? A mí me resuena totalmente.

 

Existen 6 necesidades básicas que todas las personas queremos satisfacer (Seguridad, Variedad/Incertidumbre, Importancia, Conexión, Amor, Crecimiento/Contribución) Y sólo cuando podamos satisfacer las necesidades espirituales (amor y contribución) es cuando podemos experimentar alegría permanente frente al placer momentáneo.

 

Fuente: http://www.xn--begoacartagena-tnb.com/

About Post Author

1 Respuesta

  • luis

    excelen te compartir tu experiencia gracias

Dejar un comentario

− 2 = 1

Archivos