Single Blog Title

This is a single blog caption



El teletrabajo es una modalidad en crecimiento que supone nuevas regulaciones. En el país, el Gobierno ya elevó al Congreso un proyecto para reglar la actividad. 

El 25 por ciento de los trabajadores del mundo, en 2009, realizarán su tarea sin concurrir físicamente a la oficina, ya que mantendrán contacto con sus jefes a través de las nuevas herramientas tecnológicas. 

Así lo prevé la consultora internacional IDC, al definir a los trabajadores móviles como la fuerza de trabajo que no necesita concurrir en un horario determinado a la oficina porque realiza su tarea fuera de ella, se comunica con el jefe por medios electrónicos y envía su trabajo de la misma manera. 

Este fenómeno, a medida que avanza en el mundo genera paradojas y situaciones que requieren en la mayoría de los casos de una regulación específica que contemple la situación del empleado teletrabajador. 

En la Argentina, el Ministerio de Trabajo elevó al Parlamento una ley que crea la figura de teletrabajador para que este empleado tenga los mismos beneficios y protecciones que los trabajadores tradicionales. 

Este es uno de los temas que se incluye en la agenda digital que trabajan en conjunto el sector privado y el Gobierno y que estos días se debate en el Congreso Anual de Usuaria, la organización no gubernamental fundada por los profesionales de la actividad tecnológica. 

Sin embargo esta modalidad de trabajo enfrenta en el aprendizaje nuevos desafíos para empleados y empleadores y de hecho el nivel de adopción, según un relevamiento realizado a pedido de la empresa de tecnología Cisco, varía no sólo por la infraestructura tecnológica de cada país, sino por la cultura. 

En Latinoamérica “tienen culturas orientadas al diálogo y con una fuerte preferencia hacia las comunicaciones cara a cara”, afirmó la consultora especializada en psicología laboral Pearn Kandola.Aseguró que lo mismo ocurre con los países del sur de Europa y señaló que en Holanda el 46 por ciento de los trabajadores son móviles mientras que en Portugal alcanza al 2 por ciento. 

Para la consultora “en los países emergentes o en desarrollo, donde la penetración móvil está superando a las comunicaciones de línea fija, hay un ambiente fértil para superar las tecnologías heredadas e introducir prácticas de trabajo móvil”.  

 

Fuente: http://emprendimientodesdecasa.blogspot.com

About Post Author

Dejar un comentario

40 − = 37

Archivos