Month

Diciembre 2008



¿QUIÉN EMPACA TU PARACAÍDAS?

Charles Plumb fue un piloto de jets de la US Navy en Vietnam. Después de 75 misiones de combates, su avión fue destruido por un misil tierra-aire. Plumb fue expulsado del avión y su paracaídas se abrió y aterrizó en tierra. Plumb sobrevivió la prueba y regresó a USA. Un día, cuando Plumb y su esposa estaban sentados en un restaurante, un hombre en otra mesa se acercó y le dijo: “¡Tú eres Plumb! Tú piloteabas aviones caza en Vietnam desde el portaaviones Kitty Hawk. ¡Tú fuiste derribado!”.”¿Cómo es posible que tu sepas esto?”  preguntó  Plumb.  “Yo empaqué tu paracaídas”, le contestó el hombre.
Plumb se quedó con la boca abierta por la sorpresa y agradecido. El hombre extendió su mano y dijo,  “Me imagino que funcionó” Plumb le aseguró,  “Seguro que lo hizo. Si tu paracaídas no hubiese funcionado, no estaría aquí hoy”.

Plumb no pudo dormir esa noche, pensando acerca de aquel hombre. Plumb dice,  “Yo estuve imaginando como luciría él con un uniforme del Navy. Me imagino cuántas veces lo pude haber visto y no decirle “Buenos días, ¿Cómo estás?”  O  algo  más  porque, como ven, yo era un piloto y el sólo un marinero”.  Plumb  pensó en las largas horas que el marinero pasó en una mesa larga de madera en las entrañas del barco, empacando cuidadosamente cada paracaídas, teniendo en sus manos muchas veces el destino de alguien que ni siquiera conocía.

Ahora,  Plumb quien da charlas sobre sus experiencias, pregunta a su audiencia,  “¿Quién empaca tu paracaídas?” Cada uno tiene a alguien que le provee lo que necesita para pasar el día. Plumb también puntualiza que él necesitó muchos tipos de paracaídas cuando su avión fue derribado sobre tierra enemiga: él necesitó su paracaídas físico, su paracaídas mental, su paracaídas emocional, y su paracaídas espiritual. Él recurrió a todos estos soportes antes de lograr la libertad y seguridad.

Algunas veces en los desafíos diarios, que la vida nos da, descuidamos lo que es realmente importante.  Nosotros  podemos fallar en decir hola, por favor o gracias, felicitar a alguien por algo maravilloso que le haya pasado, dar un cumplido o simplemente hacer algo amable sin ninguna razón.  Cuando vayas por el transcurso de esta semana, este mes, este año,  reconoce a  la  gente  que empaca tu paracaídas. 

Colaboración de Luis Felipe Calle 

Fuente: http://www.correvedile.com

QUEDA PROHIBIDO

Alfredo Cuervo Barrero 

¿Qué es lo verdaderamente importante?,
busco en mi interior la respuesta,
y me es tan difícil de encontrar.
Falsas ideas invaden mi mente,
acostumbrada a enmascarar lo que no entiende,
aturdida en un mundo de irreales ilusiones,
donde la vanidad, el miedo, la riqueza,
la violencia, el odio, la indiferencia,
se convierten en adorados héroes,
¡no me extraña que exista tanta confusión,
tanta lejanía de todo, tanta desilusión!.
Me preguntas cómo se puede ser feliz,
cómo entre tanta mentira puede uno convivir,
cada cual es quien se tiene que responder,
aunque para mí, aquí, ahora y para siempre:
Queda prohibido llorar sin aprender,
levantarme un día sin saber qué hacer,
tener miedo a mis recuerdos,
sentirme sólo alguna vez.
Queda prohibido no sonreír a los problemas,
no luchar por lo que quiero,
abandonarlo todo por tener miedo,
no convertir en realidad mis sueños.
Queda prohibido no demostrarte mi amor,
hacer que pagues mis dudas y mi mal humor,
inventarme cosas que nunca ocurrieron,
recordarte sólo cuando no te tengo.
Queda prohibido dejar a mis amigos,
no intentar comprender lo que vivimos,
llamarles sólo cuando los necesito,
no ver que también nosotros somos distintos.
Queda prohibido no ser yo ante la gente,
fingir ante las personas que no me importan,
hacerme el gracioso con tal de que me recuerden,
olvidar a todos aquellos que me quieren.
Queda prohibido no hacer las cosas por mí mismo,
no creer en mi dios y hallar mi destino,
tener miedo a la vida y a sus castigos,
no vivir cada día como si fuera un último suspiro.
Queda prohibido echarte de menos sin alegrarme,
odiar los momentos que me hicieron quererte,
todo porque nuestros caminos han dejado de abrazarse,
olvidar nuestro pasado y pagarlo con nuestro presente.
Queda prohibido no intentar comprender a las personas,
pensar que sus vidas valen más que la mía,
no saber que cada uno tiene su camino y su dicha,
sentir que con su falta el mundo se termina.
Queda prohibido no crear mi historia,
dejar de dar las gracias a mi familia por mi vida,
no tener un momento para la gente que me necesita,
no comprender que lo que la vida nos da, también nos lo quita.
 

Fuente: http://hermeneutaeclectico.blogspot.com

CONFIAR

Gabriel Sandler 

¿Qué pasaría si mil personas llegaran a ti hoy, expresando serias dudas respecto de lo que estás haciendo y de tu capacidad para llevarlo a cabo? Piensa en cómo ello dañaría tu seguridad en ti mismo.

Ahora imagina cuán distinto sería si mil personas fuesen a ofrecerte hoy una palabra de aliento, expresándote su entusiasmo por lo que estás haciendo. Te sentirías absolutamente confiado en cuanto a que nada podría detenerte.

De hecho, hoy recibirás mil opiniones. Pero la gran mayoría de ellas no provendrán de fuera. Vendrán de alguien en quien has creído y confiado toda la vida. Vendrán de ti.

A cada instante, con cada pensamiento que se cruza por tu mente, tienes la oportunidad de expresar confianza en ti mismo y en el valor de lo que estás haciendo. La fuerza de esos pensamientos puede acumularse muy rápidamente.

A cada instante estás pensando en algo, y tú puedes decidir cómo serán esos pensamientos. Así que elige aquellos que te animen y te empujen hacia adelante. 

Fuente: http://sembradoresdelapaz.nireblog.com

SIETE PASOS HACIA EL ÉXITO

John C. Maxwell 

1. Haga el compromiso de crecer a diario:

Uno de los errores más graves que cometen las personas es tener el enfoque equivocado. El éxito no llega por adquirir, conseguir o avanzar.

Llega sólo como resultado del crecimiento. Si hace que su meta sea crecer un poco todos los días, no pasará mucho tiempo antes de comenzar a ver resultados positivos en su vida. El poeta Robert Browning lo dijo así: “¿Por qué permanecer en la tierra si no es para crecer?”

2. Valore más el proceso que los sucesos:

Los sucesos específicos de la vida son buenos para tomar decisiones, pero es el proceso de cambio y crecimiento lo que tiene valor perdurable.

Si usted quiere pasar al siguiente nivel, luche por mejorar continuamente. Atrévase a disfrutar del proceso, así como un árbol comienza con tan solo una semilla, y es necesario su crecimiento para la obtención de su fruto, así también su vida necesita madurar en el día a día, si quiere estar preparado para el momento en que lleguen los grandes desafíos.

3. No espere inspiración:

El gran basquetbolista Jerry West dijo: “No podrá conseguir mucho en la vida si sólo trabaja los días en que se siente bien”. La gente que llega lejos lo logra porque se motivan a sí mismos y dan lo mejor de sí, a pesar de cómo se sienten. Asuma el reto de vencer cada día sus emociones, realizando alguna tarea que no desea hacer, y conocerá el gran pago de la perseverancia, recuerde “No deje que sus acciones sigan sus sentimientos, haga que sus sentimientos sigan sus acciones”.

4. Este dispuesto a sacrificar el placer por la oportunidad:

Una de las lecciones más importantes que aprendí de mis padres es el principio de pague ahora; disfrute después. Por todo en la vida hay que pagar un precio. Usted decide si lo pagará al principio o al final. Si lo paga al principio, entonces disfrutará enormes recompensas al final… y esas recompensas saben mucho más dulce.

5. Sueñe en Grande:

No vale la pena soñar pequeño. Robert J. Kriegel y Louis Pattler, autores de (Si no está roto, rómpalo), aseguran: No tenemos ni un indicio de cuáles son los límites de las personas. Las pruebas, los cronómetros y las líneas de llegada en todo el mundo no pueden medir el potencial humano.

Cuando alguien anda en busca de su sueño, sobrepasará sus aparentes limitaciones. El potencial que existe dentro de nosotros es ilimitado y sumamente inexplorado. Cuando usted piensa en límites, entonces los crea.

6. Establezca sus prioridades:Recopilación – 40 Artículos

Algo que tienen en común todas las personas exitosas es que dominan la destreza de manejar su tiempo. Lo primero y más importante es que se han organizado a si mismas.

Henry Kaiser, fundador de Kaiser Aluminum y Kaiser Permanente Healt Care, dice: «Cada minuto ahorrado en planificación le ahorran dos en ejecución». Nunca recuperará el tiempo perdido, por lo que debe sacar el máximo provecho de cada momento.

7. Sacrifique para crecer:

No se consigue nada de valor sin sacrificio. La vida está llena de momentos críticos en los que tendrá la oportunidad de cambiar una cosa que valora por otra. Espere esos momentos con los ojos abiertos y asegúrese siempre de cambiar para bien, no para mal. 

Si se dedica a seguir estos siete pasos entonces irá mejorando y tendrá éxito. Quizás su crecimiento no sea repentinamente muy obvio para otros, pero usted verá su progreso casi de inmediato. Aunque el reconocimiento de los demás podría llegar con mucha lentitud, no se desanime. Continúe esforzándose y al final triunfará.   

Fuente: http://www.lidere.org

SI LO DESEAS

Si deseas ser respetado, sé siempre respetuoso.

Si deseas ser comprendido esfuérzate por, sinceramente, comprender.

Si deseas ser valorado, valora a los demás.

Si deseas ser amado, brinda amor a cada instante.

Si deseas tener una buena posición económica, encárgate de crear valor.

Si deseas aprender, tómate el tiempo necesario para enseñar.Si deseas escalar, eleva a los demás.

Si deseas ser sabio, comparte lo que sabes.

Sea lo que fuere que desees, la vida seguramente te lo dará.

Lo que tú debes hacer, sin embargo, es vivirlo de veras.Hay tanto por lo cual vivir y tantas cosas por ver. Tendrás todo aquello que estés dispuesto a ser. 

Fuente: http://mujerrbld.spaces.live.com

1 2 3 5

Archivos