• Uncategorized

    LA BALADA DE DOROTHY PARKER

    Luciano Lamberti Está esta chica de la que quiero hablar.  Su nombre era J. A J. la conocí en una fiesta. Una fiesta de terraza, una fiesta tranquila con chillout y velas en los rincones. Yo tenía novia en esa época, estaba en la etapa final de una relación, digamos, y cuando bajé al baño me la encontré esperando su turno. Su comportamiento en ese primer encuentro, cosa de la que nos reiríamos después, dejó bastante que desear. Estaba drogada o borracha o ambas cosas a la vez. Vomitó en el piso, me manchó los zapatos. Supongo que eso debería haber sido suficiente, pero no. Volví a encontrármela de casualidad…

  • Uncategorized

    UNA CARTA QUE NUNCA LLEGÓ A RUSIA

    Vladimir Nabokov Mi adorable, mi muy querida y lejana, me imagino que no habrás olvidado nada en los más de ocho años que dura ya nuestra separación, si es que aún consigues recordar a aquel guarda canoso con su librea azul que ni se molestaba siquiera en mirarnos cuando hacíamos novillos para encontrarnos en aquellas mañanas heladas de San Petersburgo, en el Museo Suvorov, tan polvoriento, tan pequeño, tan semejante a una suntuosa caja de rapé. ¡Con qué ardor nos besábamos a espaldas de aquel granadero engominado! Y más tarde, cuando por fin nos liberábamos de aquellas antigüedades polvorientas y salíamos a la luz, cómo nos deslumbraba el resplandor de…